shein

La ONG Greenpeace encuentra sustancias químicas peligrosas en prendas de Shein

La cadena china fastfashion se ha vuelto a ver envuelta en otra polémica en torno al uso de sustancias químicas no permitidas en el mercado europeo ni en Estados Unidos. La organización medioambiental Greenpeace Alemania ha publicado un informe junto al laboratorio independiente Bremen Environmental Institute en el que han analizado diferentes prendas escogidas de forma aleatoria del catálogo online y de la pop up store que la compañía ha abierto en la ciudad alemana de Múnich. La industria responsable del 10% de las emisiones de efecto invernadero mundiales y del 20% de la contaminación de las aguas, pero además de esto, según los datos de la organización, de los 47 productos analizados, siete de ellos contenían sustancias químicas peligrosas que superan los límites reglamentarios de la Unión Europea. 15 prendas tenían suficientes compuestos químicos en un nivel «preocupante» y además, en todas las piezas excepto en dos, pudieron hallar algún químico peligroso, aunque en concentraciones bajas. El fabricante Chino no solo pone en peligro a la salud de los consumidores, también a la de los trabajadores y proveedores que trabajen para el gigante textil asiático. Las prendas infantiles contienen niveles altos en formaldehídos, una sustancia química inflamable que se suele usar como fungicida, germicida y desinfectante industrial y como conservante en los depósitos de cadáveres y laboratorios médicos. La exposición a este compuesto produce irritación local de mucosas oculares, nasales y del tracto respiratorio superior, y crónicamente se ha asociado con mayor riesgo de desarrollar cáncer. “Te puedo hablar de níquel en unas botas de tacón, de formaldehído en el tutú de un vestido para menores o de níquel en una cazadora o de cromo en otros productos…Sustancias que persisten en el medio ambiente, es decir no se descomponen, que se bioacumulan o que están presentes cerca de niveles no seguros”, reza el informe. … Seguir leyendo