Vapers desechables, la nueva moda juvenil

| |

Ya lo mitificaba la banda de pop Radio Futura allá por los ochenta, un tema que eleva la adicción de las calles madrileñas por el capitalismo de la transición y el furor de las modas con ese estribillo que reivindica ese amor irracional de la juventud por algo material (como en este caso la ropa), por el que todos vamos a dejarnos llevar desde aquellos años… hasta ahora.

Radio Futura – Enamorado de la moda juvenil. Fuente: Kurt Cobain.

Ahora, con apenas un año de vida en el mercado, los pods desechables se han convertido en una preocupación (más) en el mundo de la salud y para el medioambiente.

Todo en esta sociedad del consumo es perecedero, desde la industria fabrican electrodomésticos, ropa, smartphones y un larguísimo e interminable etcétera de productos con la fecha de caducidad programada, ya sea por la obsolescencia impuesta por los fabricantes o por la que genera en el consumidor los avances tecnológicos. Todos preferimos el último Iphone antes que el anterior, y así con todo. Nos generan inquietud y necesidades, por eso es más sencillo comprar un vaper de un solo uso que tiene un número determinado de caladas (de 500 a 2.000) que uno recargable, porque no requiere esfuerzo, son súper pequeños y cuquis, tienen lucecitas y son de muchos colores.

Pod deshechable. Fuente: antvape.es

Con ese aura de aparente inocencia está calando entre los más jóvenes, hasta entre los que no han probado un cigarrillo en su vida. Los números a la baja por el consumo de tabaco entre los más jóvenes han alertado a la industria tabaquera, creando un producto para captar nuevos consumidores y vendiéndose como “alternativa” (qué casualidad, más cara: entre 8 y 10 euros el juguetito) para los fumadores que quieran dejar el tabaco.

Son simplemente “vapor de agua” con saborizantes, pero en realidad es un aerosol tóxico y cancerígeno. Contiene nicotina, metales pesados (cobre, cromo, zinc o estaño) que son tóxicos en concentraciones muy bajas y Propilenglicol y Glicerina, “aunque ambos compuestos se consideren inocuos al consumirse oralmente, su uso en combustión e inhalados producen irritación en las vías respiratorias”. Por tanto, la utilización de vapers tiene efectos negativos para la salud, incluso los que se venden como libres de nicotina, según el informe sobre los cigarrillos electrónicos publicado por el Ministerio de Sanidad.

Calada. Fuente: lavaporeria.com.

“Nos quieren vender que tirarse de un tercer piso es mejor que tirarse de un décimo”, resume Andrés Zamorano, presidente del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) para El Español. La industria tabaquera crea el hábito de fumar hoy para que no dejes de comprar mañana, faltan estudios que delimiten los riesgos a largo plazo del consumo de este producto y sobre todo, falta una regulación que considere a los cigarrillos electrónicos también como tabaco, la delimitación de una publicidad responsable y su consumo en los establecimientos para que se equipare a las normas de espacios sin humo.

Previous

Choosing the Best Glass windows Antivirus

La maternidad en Instagram

Next