El armario de Bad Gyal y su filosofía unexpected

| |

Combinar unos shorts ultracortos de leopardiqui y un top de flores solo se le puede ocurrir a la diva barcelonesa Bad Gyal. Ella tiene el armario que todas hubiésemos anhelado en los dos mil: mucho color, dorado y plataformas con nombre propio, como Versacce o Mugler. Una buena homenajeadora de aquellos años que circulaban entre Madonna, Estopa y la kko que tira de la plataforma Vinted para comprar por ‘cuatro perras’ esas camisetas con pedrería de la buena. “Se ha puesto mucho de moda el blin blin, pero no lo hacemos de calidad”, es así, fuimos chicas INSIDE, a nosotras nos van a hablar de piedras que duran dos días.

Flow 2000. Fuente: @akabadgyal.

Y es que cuando escuchas a la reina del urban español quieres volver a enfundarte en una mini falda de tiro bajísimo y colocarte el lip gloss, porque “la moda está para disfrutarla y si no causas un poco de impacto, ¿qué sentido tiene?”, lo define como fuerta, sino una se aburre de lo estandarizado, lo que podría llevar todo el mundo es lo que no te va a hacer sentir con ese empoderamiento y seguridad con la que la aka Bad Gyal se calza unos pleaser de vinilo de 17 centímetros para cantarte Blin Blin.

Ella es la mezcla perfecta entre elegancia y zorrerío y transmite que tú también eres un Bom Bom mami, un temazo cargado de polémica por el pasado homófobo del panameño Kafu Banton por el que Alba Farelo (Bad Gyal) ya tuvo que pedir perdón. Lo cierto es que no solo podía ser modelo de un video de antes, por dentro es una artista con compromiso social que ha mostrado el apoyo a manteros, abusos policiales o en contra de los desahucios. Feminista desde su maravillosa peluca hasta su pedicura de brilli brilli, así criticaba la censura de su videoclip Pussy: “Este es el mes de la mujer, pero aun así no siento que se nos haya celebrado y se nos haya dado apoyo, más bien el contrario. Mi tema Pussy está siendo baneado en Youtube y TikTok por contenido sensible y desnudez y yo todavía no entiendo por qué es tan problemático».

Bad Gyal – Pussy (Video Oficial). Fuente: Bad Gyal.

Un zasca que se escuchó hasta en Japón al reggetonero Arcángel hizo que la catalana le callase la boquita, todo empezó con un comentario misógino en redes: “Quieres que te respeten como mujer, pero enseñas el culo en las redes sociales por un like“, escribió en sus stories.

El alegato contra el machismo fue contundente, a ver qué ha venido a decir un hombre en el que sus letras hablan de sexo, desde un género que habla continuamente del deseo y vídeos de mujeres súper sexis. En fin, la hipocresía. Así le respondía Bad Gyal: “Me provoca mucho dolor e impotencia ver cómo un hombre habla sobre nosotras, sobre quien merece respeto y quien no, sobre como es debido comportarse para que te respeten. Me confunde especialmente que sea un hombre que habla de la mujer sexi, del sexo y de lo que a él le apetece hacer con las mujeres en sus letras sin que nadie deje de faltarle al respecto por ese hecho. Es muy injusto que, siendo todo eso tan obvio, cualquier hombre del género se atreva a decir que no merecemos respeto por lo qué ellos mismos llevan haciendo desde siempre”.

Bad Gyal con el mono de Mugler. Fuente: @akabadgyal.

No solo tiene un armario divino y un estilo unexpected, Bad Gyal tiene un par de ovarios para vestir y decir lo que le salga del toto. No tendrá la mejor voz del panorama musical pero sí es una mujer que inspira a bailar y a ponernos ese conjunto de flores y leopardo para decir: ‘estamos aquí’.

Previous

Team Wang ha vuelto con una colección mágica en color rosa pastel