El gluten free y sus beneficios para la salud del intestino

| |

Las dietas gluten free son cada día más comentadas entre los amantes de la comida saludable ¿Pero es recomendado seguir una dieta sin consumir ningún gramo de gluten? Hoy hablaremos sobre si realmente es ventajoso consumir productos sin gluten y los síntomas que caracterizan la celiaquía.  

¿Qué es el gluten? 

El gluten es una proteína vegetal que encontramos en una enorme diversidad de productos. Normalmente está relacionado directamente con productos a base de harinas como panes, galletas, bizcochos, la cerveza…ya que se encuentra entre los cereales más consumidos del mundo como el trigo, la cebada, la malta, la avena, el centeno…  

La intolerancia al gluten  

En la boca de todos en los últimos años, la enfermedad del gluten es crónica y se desarrolla en el intestino delgado, a pesar de presentar un fuerte factor genético algunos celíacos no nacen con ella, pero la desarrollan a lo largo de la vida. Muchas veces se camufla con la enfermedad del intestino irritable o la intolerancia a la lactosa, porque los síntomas son bastante parecidos, entre ellos debemos destacar: la diarrea, los dolores abdominales, la mala absorción de los nutrientes, la pérdida de peso y falta de apetito, además muchos también afirman tener problemas como mareos, ‘ganas de vomitar’ y cambios de humor.  

Por tratarse de una enfermedad crónica la única opción es no consumir gluten de ninguna forma ya que no existe una cura. Es importante identificar tempranamente la celiaquía por los futuros problemas que puede desencadenar en el cuerpo, el intestino es el gran pilar de la digestión y debe ser cuidado y observado con atención.  

La dieta gluten free  

Debemos recordar que antes de decidir hacer cualquier dieta es recomendable consultar a los especialistas en nutrición que puedan indicarle el camino idóneo antes de tomar cualquier decisión.  

El no consumo del gluten presenta una serie de ventajas al cuerpo ya comprobadas por especialistas, no sólo por el gluten, pero sí por la disminución de productos industrializados en exceso. Muchos productos que consumimos a diario como galletas, panes, bizcochos, cereales súper azucarados son una auténtica bomba para el organismo. Aquellos que deciden seguir esta dieta normalmente empiezan disminuyendo estos productos, un enorme paso hacia una vida más saludable.  

Si crees que debes mejorar tu salud intestinal, bajar los consumos de gluten podría ser un buen comienzo. La no ingestión de este producto ayuda a disminuir los riesgos de inflamaciones y el consumo de calorías, mejora la digestión reduciendo los riesgos de diarreas, gases, dolores abdominales además de la reducción del apetito.  

Lo fundamental es tener equilibrio si no eres celíaco, pero quieres disminuir el consumo de gluten debe recordar que el gluten free, el consumo cero de gluten por largos periodos de tiempo puede resultar en la aparición de la intolerancia en el cuerpo, así que la mejor opción es poner en la balanza y equilibrar el consumo de productos. Un cuerpo y mente saludables no dependen solo de la dieta, debe ser acompañado de actividades físicas y un entorno sano.  

Previous

Paddle Surf, el deporte exportado de La Polinesia al mundo

Next