Confiésalo, eso no es un “selfie”... ¡Es un “braggie”!

Puede que hayas sacado el móvil con la sana intención de hacerte un “selfie”, pero conforme abres la aplicación de la cámara, tu conciencia te ordena que no puedes sacarte una foto cualquiera, sino una que refleje tu maravilloso estado de ánimo, tu encanto personal y tu luminosa figura. Ya que todos van a verte, ¡qué menos que salir estupenda! Amiga, ya no te estás haciendo un “selfie”... Has entrado en el terreno del “braggie”. Y tú sin darte cuenta.

Nos encanta ponerle nombre a todo. Y si el nuevo término es un anglicismo, muchísimo mejor. En estos tiempos en los que aparece una tendencia nueva cada día, ponerse a inventar palabras cada dos por tres es agotador. ¡Que lo haga otro, y se las pedimos prestadas! Una verdadera “it girl” tiene que soltar, como mínimo, dos palabras en inglés por minuto, así que ¿para qué recurrir a vocablos tan gastados como “presumir”, “fardar” o “postureo”, cuando puedes decir “braggie”?

MirandaKerrDENTRO

Foto: Instagram – mirandakerr 

“Braggie”. No tiene que ver con una de las principales piezas de ropa interior... pero casi. Esta nueva etiqueta (perdón, este nuevo “hashtag”) proviene del verbo inglés “brag”, que significa presumir, y cataloga esas fotos que nos hacemos para lucir figura, alardear del sitio donde estamos, hacer ostentación de algo que tenemos, decir “mira qué natural estoy mirando hacia arriba y poniendo morritos junto a este cóctel de color rosa”... En definitiva, toda foto que se sube para poner verdes de envidia a nuestros contactos. No pongas esa cara de inocente que tú también lo has hecho.

demi lovato

Foto: Instagram – ddlovato 

Una encuesta de Hotels.com revela que más de cinco millones de británicos se hacen una foto y la suben a los 10 minutos de haber llegado a su destino. Del resto, un 25% lo hace dentro de la primera hora, y los demás tardan una media de 174 minutos. El 39% de los encuestados confiesa que hace esto para llamar la atención de alguna forma (el 61% restante no lo confiesa pero también lo hace por eso), y recibir comentarios alegres con una envidia mal disimulada. Facebook está llena de fotos de pies con el mar de fondo sólo para poder decir “Mirad donde estoy y vosotros no”.

rihanna

Foto: Instagram – badgalriri 

Quedan casi en la prehistoria los tiempos en los que las cámaras eran de carrete y se tomaba una única foto en cada sitio, rezando para que no hubiéramos salido con los ojos cerrados. Siete de cada diez internautas adeptos al “braggie” reconocen que sacan varias fotos idénticas y luego comparten la mejor, previo paso por una rápida edición donde se recortan partes indeseadas de la foto, y se recurre a toda una horda de filtros que hacen que los fotógrafos profesionales se tiren de los pelos con desesperación.

Lea Michele

Foto: Instagram – msleamichele 

Pero sucumbir a la innata vanidad del ser humano no debe hacernos perder la cabeza. La policía advierte con insistencia que colgar fotos de nuestras vacaciones es casi como ponerle un cartel a la puerta de nuestra casa que diga “No estoy, y no volveré hasta dentro de unos cuantos días”. Si queremos entregarnos al placer culpable del postureo, al menos hagámoslo en condiciones y cuidemos la privacidad de nuestras imágenes. Es recomendable que sólo puedan verlas nuestros amigos más cercanos (que no son todos nuestros contactos) y sólo ellos (no también sus amigos).

Gisele Bundchen

Foto: Instagram – gisele

Hacer un “braggie” es tan tentador que famosas como Demi Lovato, Rihanna, Gisele Bundchen, Miranda Kerr o Lea Michele no pueden resistirse. Y lo entendemos: ellas pueden presumir de línea todo lo que deseen. ¿Y tú? ¿Cuándo fue la última vez que te sacaste un “braggie”? Esta misma mañana, ¿a que sí?

En Modalia | ¿Se puede rejuvenecer sin gastar dinero? Sí, y lo sabes

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS