La niña que enamora en Instagram con sus 'vestidos' frutales

La niña que enamora en Instagram con sus 'vestidos' frutales

Stefani, una niña de 3 años de Antalya, en Turquía, es una modelo especial. Sus “vestidos” no están hechos de tela, sino que son “comestibles”. Y no, no es un nuevo tipo de confección. La niña posa en el Instagram de su madre de forma tan adorable que han conseguido ya numerosos seguidores y visitas.

La fotógrafa es su madre, Alya Chaglar. Los posados se realizan colocando un trozo de fruta o verdura con la mano en primer plano para que parezca que es el vestido que lleva su hija. Hasta la fecha, reúne ya numerosas imágenes en su cuenta de Instagram, @seasunstefani , con más de 24.000 seguidores.

pimientos vestido

Confiesa que empezaron como un simple entretenimiento, pero su hija lo pasó genial posando con fruta y verdura y siguieron haciéndolo. La madre de la niña dice que siempre ha querido ser diseñadora de moda, y hasta ahora no lo había conseguido. Sin embargo ahora, con su hija, puede dejar volar su creatividad con algo tan sencillo como superponer planos.

vestido sandia

De la misma manera que se ve su felicidad cuando posa entre frutas y vegetales, según su madre, también se ve cuando se las come. Dice que le gusta todo, incluso esas verduras de las que mucha gente reniega, como este brócoli que la viste.

instagram brocoli

Además de verduras, también se pone helados o flores, todo para divertirse ellas y divertir a la gente. Seguirán haciéndolo mientras tengan ideas y lo pasen bien, y es que, según su madre, la niña ha nacido para ser modelo.

flores vestido

Como esta particular cuenta de Instagram, hay otras de padres que recurren a sus hijos para realizar y publicar imágenes divertidas. Por ejemplo, Stephen Crowley recrea situaciones, mediante montajes, en los que su hija parece estar viviendo arriesgadas situaciones.

En estos casos, las publicaciones de los padres en las redes sociales sobre sus hijas están realizadas desde una perspectiva amable y divertida. No obstante, en la mayoría de casos, el simple hecho de difundir fotos de menos puede resultar polémico. Pero incluso hay algunos casos en los que los padres se saltan cualquier tipo de límites aceptables. Hace poco, por ejemplo, unos padres sometían a bromas de mal gusto a sus hijos, que publicaban en Youtube, y por lo que perdieron su custodia.

 

En Modalia | La Barbie más real que triunfa en Instagram

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS