Remedios caseros que (probablemente) no conocías y (de verdad) funcionan

Nos encantan los remedios caseros. Muchos son fruto de años de sabiduría y tradición, otros parecen brujería y unos cuantos juegan con nuestra autosugestión, pero siempre hay un fundamento científico inapelable detrás. Algunos son tan efectivos que las marcas, muy listas ellas, los han acabado comercializando, como las trampas para hormigas. Y, de un modo u otro, siempre acabamos recurriendo a las recetas de la abuela para aplacar nuestros males. ¿Acaso nunca te has echado limpiacristales en un grano para que desaparezca?

mi gran boda griega

¿No has visto "Mi gran boda griega"? Pues ya tienes algo que hacer para cuando acabes con este artículo (Foto: Gold Circle Films / HBO / MPH Entertainment / Playtone / IFC Films)

Yogur natural contra el mal aliento y los problemas de encías

Un grupo de investigadores japoneses descubrió que las bacterias que contiene yogur natural reducen los niveles de ácido sulfhídrico y otros compuestos culpables del mal olor y enfermedades de las encías, como la gingivitis. Además, si para merendar nos tomamos un yogur natural sin azúcar, disminuiremos el riesgo de padecer caries. Obviamente, todo esto debe acompañarse por una correcta higiene bucal, así que no me seas cochino, que el yogur es bueno pero no hace milagros.

foto-yogurt

Mmmm... Yogur... (Foto: Schwäbin (Wikimedia) / , via Wikimedia Commons)

Listerine para los hongos de los pies

El Listerine fue ideado en el siglo XIX como antiséptico para desinfectar el material quirúrgico, dado que el agua y el jabón resultaban insuficientes y la mortalidad postoperatoria alcanzaba el 90%. También influía que los médicos operaban con ropa de calle y tapaban las heridas con serrín, pero así de locos estaban en el XIX. Fue en los años 20 cuando empezó a venderse como enjuague contra el mal aliento... pero antes también se utilizó para tratar la gonorrea e incluso como limpiador de suelos. Normal que los hongos de los pies se echen a temblar. Los agentes responsables son dos, el timol y el salicilato de eucaliptol. Es recomendable mezclarlo con un ácido natural, como el vinagre, y remojar la zona afectada de 10 a 20 minutos durante varias semanas. Los hongos parecen una birria pero son unos hijos del tiempo también.

Foto Listerine Mike Mozart

Le ponen colorante para que parezcan distintos, pero son todos lo mismo. (Foto: By Mike Mozart [CC BY 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/2.0)], via Wikimedia Commons)

Aceite de oliva para los eczemas

El aceite de oliva contiene compuestos antioxidantes y antiinflamatorios, y es rico en vitamina E, un agente hidratante asombroso para la piel seca. Aplicado directamente sobre el eczema, reduce la inflamación y la descamación. Si lo mezclas con agua y añades azúcar o cera de abeja, obtendrás una estupenda loción hidratante y exfoliante. El aceite de oliva sirve para todo, chiquilla.

aceite de oliva foto Foodista

Y todavía quedan locos que cocinan todo con manteca... (Foto: Flickr – Foodista)

Cinta americana para las verrugas

Sí, sí. Palabrita del niño Jesús. En la mayoría de los casos la cinta americana funciona incluso mejor que la crioterapia para eliminar verrugas. Cubre la zona con un trozo de cinta y espera seis días. Al final del sexto día, retira la cinta, remoja el área de la verruga entre 10 y 20 minutos y ráspala con una lima de uñas. A la mañana del día siguiente, repite la operación. Lo más probable es que se obtengan resultados en dos semanas, pero para quitar la verruga por completo hay que insistir durante al menos un mes. Hombre, si pides cita en el médico, te eliminan la verruga con un láser en un pis-pas, ¡pero es mucho menos divertido!

cinta americana foto Evan Amos

Todo americano lleva un rollo de estos en el llavero. (Foto: By Evan-Amos (Own work) [Public domain], via Wikimedia Commons)

¿Te sientes mareada? Aceitunas y limón

El mareo o cinetosis, como le pusieron sus padres, aparece en situaciones como desplazamientos en vehículos, giros bruscos o cambios de presión. Las etapas iniciales del mareo nos hacen salivar en exceso, y cuando esta cantidad extra de saliva pasa al estómago, aumentan las sensaciones de náusea. Igual en ese momento no tienes ganas de comer aceitunas o chupar limones, pero su contenido en taninos hace que se reseque la boca y disminuyan notablemente las ganas de vomitar. Y seguro que prefieres poner caras raras al chupar el limón, a tener que echar la papilla y que la única bolsa que tengas a mano sea transparente...

Aceitunas foto Tamorlan

¿Has visto qué pinta? Si te mareas es porque quieres.  (Foto: By Tamorlan (Own work) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], via Wikimedia Commons)

Contra el mal olor de pies, vodka

Unos pies apestosos pueden arruinar la noche más fantástica de tu vida, eso es así. Para combatir ese maravilloso olor a sótano lleno de queso húmedo, puedes restregarte medio limón, sumergir los pies en una mezcla de vinagre y agua, recurrir al té negro... O bien puedes entregarte al poder de la Madre Rusia. El vodka tiene potentes propiedades antisépticas, lo que aniquila las bacterias que producen el mal olor, y además elimina la humedad de los pies, que es el medio donde se desarrollan. Vale cualquier vodka barato, no vayas a coger la botella de Absolut para remojarte los pinreles. Cuando acabes, acuérdate de frotarte los pies con un cepillo para eliminar la piel muerta, sobre todo entre los dedos. Y ya que estás, te pegas un chupito por lo bien que lo has hecho.

Absolut foto Justus Blumer

Este no, que es muy caro (Foto: Flickr – Justus Blümer)

En Modalia | Caminar es bueno, pero el power walking es mejor

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS