Recetas de tupper para el trabajo
Recetas de tupper para comer sano en el trabajo y perder peso

Agosto ha llegado a su fin y con septiembre toca volver a la rutina luciendo bronceado y presumiendo de vacaciones. También es el mes para volver a la vida sana y dejar a un lado el desayuno calórico sin prisa, los aperitivos y la cerveza en el chiringuito y el helado de la tarde con los amigos.

tupper recetas para llevar al trabajo

No es de extrañar que, según los datos del comparador de seguros de salud Acierto.com, entre el 35% y 65% de los españoles sufran el síndrome postvacacional al reincorporarse al trabajo. ¡Fue bonito mientras duró!

Si eres de las que come en la oficina con prisas, tenemos una selección de recetas con tupper para que te sea más fácil guardar la línea y seguir una dieta sana y equilibrado.

Tupper de Quinoa

La Quinoa es uno de los “superalimentos” más populares por la cantidad de nutrientes que aporta al organismo, es especialmente rica en hierro y aporta todos los aminoácidos esenciales. Puedes comerla fría, como una suerte de Taboulé (con tomate, cebolla, pepino y ajo muy picados y un toque de hierbabuena) o caliente, salteada con verduras.

Tupper de lentejas

¿Quién dice que las lentejas solo pueden comerse en caliente? Si no tienes microondas en el trabajo, puedes optar por unas lentejas frías: en forma de ensalada. Si además las combinas con arroz, estarás haciendo combo nutritivo. Y si añades un chorrito de limón aportarás la Vitamina C que el cuerpo necesita para asimilar el hierro. Más ventajas: las lentejas facilitan la digestión, por lo que son ideales para seguir con la jornada sin acusar una digestión pesada.

Mézclalas con tomate fresco, mozzarella o queso feta, espinacas crudas, unos brotes frescos, unas grosellas, unas nueces y piñones; y adereza la ensalada con una vinagreta de miel, aceite, mostaza y aceite balsámico.

Del wok al tupper

Un buen plato al estilo wok es un plato equilibrado: carne o pescado asados con verduras, todo salteado con poco aceite. Es una receta que aporta proteínas y vitaminas, pero que además es ligera, por la forma de cocinado. Solo tienes que cortar las verduras y la carne en tiras y saltearlo todo en un wok. Y de ahí, a la fiambrera.

Ensalada campera

Polifacética, porque en cada casa se prepara de una manera. Como la ensaladilla. En lo que todos estamos de acuerdo es en que la base es la patata cocida. A partir de ahí, la imaginación es el límite: pimiento verde, cebolla, pepinillos, aceitunas, zanahoria en tiras, tomate, huevo duro, atún… Hay quien incluso añade alubias blancas. Con todos estos ingredientes, funciona perfectamente como plato único.

recetas para llevar al trabajo

Tupper y pescado no son incompatibles

Cierto es que el pescado suele comerse a la plancha o al horno y no admite pasar por el microondas. Pero si optas por pescados en conserva, las posibilidades de combinación se tornan infinitas. Pueden ser la base de ricas y creativas ideas.

Hasta puedes disfrutar en formato tupper de recetas tradicionales, sabrosas y sanas como una Pipirrana de Bacalao almeriense (bacalao desalado, tomates y pimientos secos, aceitunas y naranja). O una empanada gallega de atún o una auténtica ensalada pantesca con caballa, originaria de Sicilia.

A la rica crema fría (o templada)

Ya sea una crema de calabacín y mozzarella, de calabaza y patata o una vichyssoise, todas comparten una serie de características: son fáciles de preparar, son sanas y pueden (incluso deben) tomarse templadas. Por tanto, son perfectas para llevar al trabajo. Porque comer de tupper no significa renunciar a la cuchara. Eso sí, asegúrate de llevar recipientes con un buen sistema de cierres, que un líquido siempre es más peligroso de transportar.

 

En Modalia | Depresión post vacacional: como superar con éxito la vuelta al trabajo

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS