Balmain, una marca que ha seducido a medio planeta. De Pierre Balmain a Olivier Rousteing.

Balmain, una marca que ha seducido a medio planeta. De Pierre Balmain a Olivier Rousteing.

Balmain, la firma de moda por excelencia de las celebrities continua siendo una firma elegante con un toque atrevido.

Todo empezó con Pierre Balmain, uno de los arquitectos de la moda. Destacó por la idealiización de la silueta femenina y su relación con el cine de Hollywood que lo llevaron a lo más alto.

Pierre Cardin fundó la marca en 1945 llegando a convertirse en uno de los grandes diseñadores del momento junto a Christian Dior y Cristóbal Balenciaga. Era una época en la que había que aprovechar el resurgir de la moda después de una época de crisis.

Gracias a su elegancia, estilo y buen gusto en sus diseños, Pierre Balmain se convirtió en un referente de la realeza europea y en el favorito de muchas estrellas de Hollywood de aquella época. Artistas como Marlene Dietrich, Brigitte Bardot, Sophia Loren, entre otras…

En 1982 cuando Pierre Balmain falleció, la firma vivía momentos muy complicados hasta que entró como director creativo Oscar De La Renta para intentar devolver a la marca su lugar correspondiente. El diseñador lo consiguió hasta 2002 que acabó dejando la firma.

Balmain pasó por otros dos sustitutos como Laurent Mercier y después por Christophe Lebourg. Cuando se creía que la marca estaba en declive, llega como nuevo director creativo Christophe Decarnin, un desconocido en aquellos tiempos, devolviendo a la firma todo su esplendor.

Christophe Decarnin impulso el conocido estilo glam rock a principio del siglo XXI con sus famosas hombreras estructuradas. Modelos y celebrities se rindieron a las creaciones de estilo rockero y aire desenfadado del diseñador. Esta segunda edad dorada de la firma Balmain finaliza en 2011 con la retirada del modisto que no se presentó a su último desfile alegando estrés y cansancio mental.

Pero quién relevó la marca fue uno de los miembros del equipo creativo del modista, su mano derecha: el joven desconocido Oliver Rousteing, que había trabajado para Cavalli durante cinco años. 

Con la llegada de Rousteing a Balmain traerá consigo una imagen renovada de la firma continuando con ese espíritu sexy, juvenil y rockero. Caracterizada por su corte recto de estilo militar y su barroquismo ostentoso y lleno de lujo.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS