Un viaje de ida y vuelta por Eurovision. ¿Realmente conoces su origen?
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El festival de Eurovision es uno de los eventos más importantes del panorama musical en Europa. En él, se dan cita un representante de cada países que forman parte de la Unión Europea.

Desde 1956 es transmitido año tras año, siendo el programa de televisión más antiguo que aún se transmite por televisión al mundo entero, llegando a conseguir en 2015 el récord Guinness como la competencia musical televisiva más longeva del mundo.

El festival es conocido por su promoción musical de género pop, sin embargo, en años recientes, se ha presentado al festival varios géneros musicales, dance, árabe, rap, punk, rock, electrónica, entre otros.

Su origen comienzan tras una Europa en posguerra en los años 50. La Unión Europea de Radiodifusión (UER) con base en Suiza, puso en marcha la idea de un festival donde todos los países pudieran participar en un programa televisivo, que sería retransmitido en todos los países de la UER. Todo un intento de reconstruir y unir una Europa afectada por la Guerra.

El primer certamen tuvo lugar en 1956 en Suiza, donde participó solo sietes países. Sin embargo, años posteriores el número de participantes ha aumentado gradualmente. Con la caída del muro de Berlín en 1989, se generalizó un sentimiento de unidad europeo que se vio reflejado en 1990 con la participación de países que no habían participado anteriormente y con canciones que reflejaban ese espíritu de libertad y unión.

Con la separación de los países de la Unión Soviética y la separación de los estados de Yugoslavia, habían países que mostraban su interés en participar en el festival.

Con el gran interés de muchos países a la participación del festival de Eurovision, se establecieron varios sistemas de preselección hasta el que conocemos actualmente.

Por otra parte, quedarían excluido en la preselección y con un pase directo a la final del concurso los países que mayor aportan económicamente junto con el país organizador. Denominados como el “Big Five” (Francia, Alemania, Reino Unido, España, Italia)

Con respecto a las votaciones, durante ya un tiempo se ha percibido que este festival se encuentra influido políticamente, basado en un sistema de votaciones en las relaciones internacionales de sus países más que en los méritos musicales de la canción. Ciertos países tienden a votar por otros que se encuentran políticamente alineados con él, con culturas y gustos similares.

Sin embargo, España solo ha alcanzo ese puesto ganador en dos ocasiones. En 1968 con Massiel y su tema “La la la” y en 1969 con Salomé “Vivo cantando”.

Solo falta esperar hasta el 13 de mayo para ver en qué puesto queda nuestro candidato en esta edición de 2017.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS