SIMM cierra con un 14% más de visitantes

SIMM Salón Internacional de la Moda de Madrid. Septiembre 2011

La 66ª edición del Salón Internacional de la Moda de Madrid (SIMM) ha cerrado sus puertas con un balance altamente positivo. Un resultado que viene dado no sólo por el incremento en la cifra de visitantes profesionales, un 14% más, sino también por la opinión mayoritaria existente entre los expositores en cuanto a que el mercado español ha comenzado a ganar confianza.

 

En total, durante los tres días que ha durado la feria, SIMM ha recibido la asistencia de 10.783 profesionales con un fuerte incremento de los compradores nacionales. Por regiones, cabe destacar el importante crecimiento de las visitas aportadas por el pequeño comercio de la Comunidad de Madrid, Cataluña, Valencia, Andalucía y País Vasco, en su mayoría zonas de costa.

En el capítulo internacional, la presencia de compradores extranjeros ha experimentado una ligera disminución, del 3,7%, si bien ha aumentado el número de países, pasando de 50 en la edición de septiembre de 2010, a 62 en esta convocatoria.

Esta última edición de SIMM, además de contar con un mayor número de empresas participantes -755 marcas, un 16,5% más que en la pasada edición- y de visitantes profesionales, ha estado marcada por una intensa actividad comercial, que se ha mantenido estable durante todos los tres días de la feria.

Así lo han confirmado marcas como Strena o Derhy, que afirman haber alcanzado buenas cifras en cuanto a visitas, nuevos clientes y volumen de pedidos, pese a las expectativas iniciales poco optimistas, derivadas de la coyuntura económica actual de España. Otras marcas como Divina Providencia o Scripta se han mostrado también gratamente satisfechas con los resultados de su primera participación en SIMM, donde han podido establecer nuevos e importantes contactos comerciales.

Los expositores de moda baño -que han contado con un espacio propio en SIMM- como Phax y Tartaruga reconocen también haber cumplido -muy por encima de lo previsto- sus expectativas iniciales, pese a no ser un certamen exclusivo de moda baño. Así, Patricia Chao, diseñadora de Tartaruga, afirma haber incrementado sus pedidos en un 50%.

Por su parte, los creadores noveles reunidos en el espacio EGO también se han mostrado altamente satisfechos al cierre de la feria. Es el caso de Eva Sánchez de la firma Vintage Waves, la diseñadora Sara Coleman o María José Marín de We are Knitters. Las tres creadoras califican este espacio como una eficaz plataforma de lanzamiento, que les ha permitido acercar sus colecciones a compradores a los que difícilmente podrían acceder si no hubieran participado en SIMM.

Otro de los puntos de coincidencia entre las firmas participantes consultadas es que el comprador se ha vuelto más exigente y selecto a la hora de concretar los pedidos, “y buscan prendas polivalentes y versátiles”, afirma Alberto Rodríguez, gerente de Vilagallo.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS