¿Se puede rejuvenecer sin gastar dinero? Sí, y lo sabes (II)

¡Hemos vuelto! ¿Ya duermes las horas que tienes que dormir? ¿Bebes dos litros de agua diarios? ¿Has dejado de pedirte chuletones de buey para cenar? ¡Muy bien! En Modalia estamos orgullosos de ti. Ahora, la segunda ronda de consejos. Nadie pregunta nada a los que vuelven bronceados al trabajo, porque los motivos son evidentes. Pero a ti no pararán de acosarte para saber qué has hecho en tus vacaciones para conseguir esa carita de bebé.

foto-Walter

Foto: Por Walter (Flickr: DSC_5998_pp) [CC BY 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/2.0)], undefined

 

Tal y como apuntábamos en el artículo anterior, lo que vamos a decir lo conoces de sobra. Pero justo esa es la razón por la que no se le presta la atención necesaria, e incluso cae en el olvido. Por eso es necesario que nos den un toque de vez en cuando, para darnos cuenta de que, con un poco de esmero, podemos influir de forma extraordinariamente positiva en nuestra salud.

Protégete del sol

La luz solar tiene efectos muy beneficiosos en nuestra piel, pero una exposición prolongada es el principal motivo del envejecimiento prematuro de la piel. Así que olvídate de pasarte las horas tirada en la arena de la playa rustiéndote como un filete, porque eso es precisamente lo que estás haciendo: ¡asarte! El Instituto Gerontológico de Madrid avisa: los rayos del sol destruyen el colágeno y la elastina de la piel, lo que se traduce en arrugas y flacidez. Para tener un bronceado saludable hay que limitar el tiempo que estamos bajo el sol, y protegerse con crema toda aquella zona que esté descubierta. Insistimos, toda zona descubierta, que las orejas también se queman.

Acuérdate de lo que te decía tu madre: ¡camina erguida!

Presta atención cuando caminas, porque es muy probable que estés encorvada sin darte cuenta. Esta tendencia aumenta de manera imperceptible con los años, y andar echados hacia delante nos hace parecer unos abueletes. Mantener una postura erguida cuando estamos de pie o caminando no sólo es beneficioso para la columna vertebral, sino que también tiene efectos directos sobre el optimismo y el bienestar personal, dos estados de ánimo que influyen en el aspecto físico. ¡Ponte derecha, chiquilla!

foto-Geralt

Foto: Por geralt (www.pixabay.com) [CC0], undefined

Fuera estrés

Es difícil, lo sabemos. El trabajo, los jefes, las tareas que se acumulan, la gente tóxica... todo esto puede ser un auténtico suplicio. Un estudio de la Universidad de Harvard, publicado en Plos One, revela que hay circunstancias que aceleran el proceso de envejecimiento, como el estrés continuado. Para eliminar tensiones hay que buscar un modo de vida saludable, dedicar tiempo para uno mismo, salir con amigos, cultivar aficiones, afrontar los retos con optimismo y hacer ejercicios respiratorios para relajarse y descansar mejor. Angustiarse no mejora nada, ¿verdad? Pues eso.

foto-N-Renaud

Foto: Por N. Renaud from Ottawa, Canada ([1]) [CC BY-SA 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0)], undefined

Deja ya de mirar el Whatsapp

La tecnología está para facilitarnos la vida, pero no hasta el punto de volvernos un zombi mirando absorto la pantalla del móvil. El dermatólogo Christopher R. Payne realizó un estudio con pacientes entre 18 y 39 años que consultaban el teléfono una media de 150 veces al día. Resultado: perjuicio para las vértebras cervicales y aumento de arrugas en la barbilla y el cuello. Si tienes que usar el móvil, póntelo a la altura de los ojos. Pero procura dejar de utilizar el Whatsapp para hablarlo todo, acuérdate de que en las manos tienes... ¡oh! ¡Un teléfono! ¡Respuestas inmediatas sin tener que esperar! ¡Conversaciones! ¡Contacto humano!

foto-Ed-Yourdon

Foto: Por Ed Yourdon from New York City, USA [CC BY-SA 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0)], undefined

Las únicas arrugas bellas son las arrugas de reírse

Cualquier problema es menos problema si se afronta con una sonrisa. El Instituto Max Planck habla muy claro en su estudio: la sonrisa rejuvenece, genera confianza, transmite honestidad y contribuye a hacer muchos más amigos que una cara larga. La magia de la sonrisa no termina aquí. Tara Kraft y Sarah Pressman, psicólogas e investigadoras, afirman que la risa (incluso la forzada) disminuye el nivel de cortisol, la hormona del estrés, y nos hace más resistentes al estrés físico y psicológico. Sí, es cierto que reírse genera arrugas, pero el resultado final es un rostro mucho más jovial y vivo. Por el contrario, andar huraño y malhumorado acentúa las arrugas del entrecejo, lo que evoca enfado, tristeza y vejez. La vida es muy corta como para estar siempre cabreados. Preocupémonos menos y sonriamos más.

smile-by-Jason-Anfinsen

Foto: By JASON ANFINSEN from Palm Beach Gardens, FL, United States (all smiles) [CC BY-SA 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0)], via Wikimedia Commons

En Modalia | Confiésalo, eso no es un “selfie”... ¡Es un “braggie”!

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS