¿Se puede rejuvenecer sin gastar dinero? Sí, y lo sabes

Estas harta de escuchar que hay que dormir entre siete y ocho horas, pero no lo haces, ¿verdad? Pues aquí venimos a darte la brasa. Porque hay hábitos muy sencillos capaces de quitarte cinco años de encima, hábitos que no cuestan un céntimo y que conoces de sobra, ¡pero que no practicas como deberías!

Hay cosas que, de tanto escucharlas, acaban pareciéndonos una obviedad y perdiendo su significado. Lecciones de puro sentido común que muchos creemos seguir correctamente, pero si nos detenemos a reflexionar advertimos que, en realidad, no es así. Incluso aquello que se da por sabido conviene recordarlo de vez en cuando. Este artículo no te va a descubrir absolutamente nada nuevo, pero servirá para que te des cuenta de lo que deberías hacer para mantenerte joven y tener un aspecto envidiable... y no haces. No, no mires para otro lado, que te hemos pillado.

Tienes que dormir más

Según la Sociedad Española de Neurología, cuatro millones de españoles sufren insomnio. Y los que no lo sufren, se quedan viendo la tele hasta las mil aunque se les caigan los párpados de puro agotamiento. Deja de remolonear, que dormir poco envejece el rostro. Necesitas dormir entre siete y ocho horas, así que vete antes a la cama y ya verás cómo no vuelves a tener quejas de la cara con la que te has levantado.

foto-by-naty-sweet

Foto: By Naty Sweet from Rio de Janeiro, Brazil (hangover 1 Uploaded by snowmanradio) [CC BY 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/2.0)], via Wikimedia Commons

Dieta mediterránea. ¡Dieta mediterránea!

Si alguien sabe cómo comer bien en este país, es Karlos Arguiñano. Y él lo dice todos los días: ¡dieta mediterránea! Somos afortunados de tener al alcance de la mano unos productos muy variados y de primera calidad. No aprovecharnos de eso es como para que nos den en la cara con la mano abierta. Un estudio de la Universidad de Harvard, publicado en la British Medical Journal, es concluyente en este aspecto: la dieta mediterránea nos mantiene más jóvenes. No hay alimento que rejuvenezca, pero sí hay montones que frenan el envejecimiento. Ya conoces la receta: come más fruta, verdura, legumbres y aceite de oliva, y trata de comer menos fritura y carne roja. 

foto-by-andrea-pavanello

Foto: By Andrea Pavanello, Milano (Own work) [CC BY-SA 3.0 it (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/it/deed.en)], via Wikimedia Commons

Bebe agua. Y luego, bebe un poco más de agua.

Durante el verano todos parecemos tener mejor aspecto. El tiempo soleado y cálido nos sienta bien, pero hay otro factor que nos sienta aún mejor y que pasa desapercibido: el consumo de agua. Bebemos más en verano que en invierno. Menuda perogrullada, ¿verdad? Pues sí, pero ¡y lo bien que nos sienta! El agua hidrata, depura, ayuda al proceso digestivo, elimina toxinas, contribuye a disminuir las arrugas y mantiene la piel luminosa. La cantidad aproximada ya la sabes, más o menos dos litros. Algunos dicen que incluso tres, pero eso ya es exagerar un poco. Tenemos que hacer más cosas en el día además de ir al baño.

foto-boxcar101

Foto: By Boxcar101 (Own work) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], via Wikimedia Commons

Ojo con pasarse con el alcohol

Salir de terrazas en verano es todo un clásico. Disfrutar con un delicioso cóctel está muy bien y en verano las bebidas frescas entran como si nada, pero no hay que excederse. Recuerda que la cerveza es muy buena, pero con moderación. Abusar del alcohol deshidrata la piel y causa la aparición de pequeños capilares sanguíneos. Al poner el hígado a prueba, el exceso de alcohol provoca que la piel se ponga flácida, tengamos aspecto cansado y parezcamos más viejos de lo que somos. Acuérdate de lo guapo que era Charlie Sheen de joven, ¡y mira cómo está ahora!

foto-R-Lucy

Foto: By User:Ich作成の画像を投稿者にてトリミング [Public domain], via Wikimedia Commons

¡Ejercicio, ejercicio!

No hace falta partirse la espalda en el gimnasio. Con hacer ejercicio moderado todos los días es suficiente. Caminar a ritmo enérgico unos 30 o 40 minutos al día provoca en nuestro cuerpo auténticos milagros. Una investigación de la Universidad McMaster (Canadá), publicada en el University Herald, ofrece resultados espectaculares: las personas que pasan del sedentarismo al ejercicio habitual muestran signos de envejecimiento inverso. Aumenta la masa muscular en brazos, muslos y abdomen; la piel se vuelve más firme y disimula las arrugas; el corazón se fortalece, lo que ayuda a prevenir problemas circulatorios y cardíacos... Y después de sudar te tomas una cervecita, y ya tienes el día hecho. Si es que el que no se cuida es porque no quiere.

foto-Michael-L-Baird

Foto: "Mike" Michael L. Baird [CC BY 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/2.0)], via Wikimedia Commons

¡Y esto no es todo! Por el momento lo dejaremos aquí, pero volveremos a incordiarte con más consejos. Porque todo esto ya lo conocías, ¿verdad? ¿Pues a qué estás esperando para ponerlo en práctica?

En Modalia | Gïk: el primer vino azul (¡azul!) del mundo

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS